Cuidados del recién nacido

Protégelo desde sus primeras horas de vida.

Principales cuidados del recién nacido

Atravesaron el embarazo, el trabajo de parto y el parto, y ahora están preparados para ir a casa y comenzar la vida con su bebé. Pero una vez en casa, es posible que sientan que no tienen idea de lo que están haciendo.  

Estos consejos pueden ayudar incluso a los padres primerizos más nerviosos a sentirse rápidamente confiados en la tarea de cuidar de un recién nacido.

Alimentación

01

Es muy importante que se alimente con leche materna, debes cambiar de pecho cada 15 o 20 minutos; recuerda limpiarlos antes y después de amamantar para evitar fisuras o infecciones. Si utilizas fórmula, se recomienda una inclinación de biberón de 45° aprox. con tomas en promedio de cada tres horas.

Evacuaciones

02

Un recién nacido, generalmente, evacúa cada vez que come sin tener ningún problema y, por el contrario, si deja de evacuar un día, no necesariamente es indicio de algo malo. Si tienes dudas consulta a tu pediatra.

Ombligo

03

Sólo debe asearse con agua y jabón, evitando cubrir el ombligo con artículo alguno. Puede agregarse alcohol o merthiolate para momificar el ombligo y que caiga lo más pronto posible. Lo cual puede ocurrir entre los 7 y los 14 días. 

Mollera o Fontanela

04

Es un orificio natural en la cabeza del bebé que se forma por la falta de unión entre los huesos del cráneo. Para los médicos puede servir como válvula de seguridad, ya que en un bebé deshidratado puede estar hundida o en un bebé con aumento de presión intracraneal puede estar abombada.

Temperatura

05

Es importante mantener una adecuada temperatura del recién nacido, evitar el frío o calor excesivo, y cuidar la cantidad de ropa con la que se cubre. Existe una tendencia común a “forrar” a los bebés con muchas cobijas, lo cual en épocas de calor puede provocar una rápida deshidratación por el sudor.

Ictericia o coloración amarillenta

06

Esto se presenta en algunos bebés días después de nacer. Si notas esta coloración, debes acudir con el pediatra para que realice una revisión.

La llegada de un recién nacido plantea a los padres, en muchos casos, numerosas dudas en el cuidado y manejo del bebé. Con paciencia, cariño y la información adecuada podremos dar a nuestro bebé todo el cuidado que merece.

Considere recibir ayuda durante este tiempo, que puede ser muy abrumador y agitado. Mientras esté en el hospital, hable con los expertos que lo rodean. Muchos hospitales tienen especialistas en alimentación o consultores de lactancia que pueden ayudarlo a comenzar a amamantar o dar el biberón. Los enfermeros también son un excelente recurso para aprender a alzar, hacer eructar, cambiar y cuidar al bebé.

Llanto

07

Es importante tomar en cuenta que los bebés sólo se pueden comunicar con llanto sin que esto signifique que están enfermos. Con el llanto manifiestan si tienen frío, calor, cólicos, etc. y poco a poco aprenderás a identificar los motivos de su llanto.

Cólicos

08

Los cólicos se pueden presentar por mala técnica de alimentación y/o inadecuadas mamilas que generan aire en el intestino. No se recomienda usar en exceso los medicamentos para cólicos, sino evitarlos lo más posible. Si crees que tu hijo tiene cólicos consulta a tu pediatra y evita siempre los remedios caseros.

Baño

09

El baño del bebé se recomienda en tina para una mayor seguridad, la temperatura del agua deberá ser similar o discretamente mayor a la temperatura del cuerpo del bebé y se deben evitar corrientes de aire en el sitio que bañarás al bebé. Se recomienda usar jabón neutro o shampoo hipoalergénico. Debe ser siempre a la misma hora.

Corte de uñas

10

Deben cortarse cada semana, pues crecen muy rápido y son muy filosas como para que logre arañarse. Se recomienda utilizar un cortauñas especial para bebés. Si te da miedo utilizar un corta uñas una opción es utilizar una lima de uñas.

Cambio de pañal

11

Cambie con frecuencia el pañal de su bebé y lo más pronto posible, después de que mueva el vientre. Limpie suavemente la zona con agua y jabón suave, también puedes utilizar las toallitas para bebé. Después aplique una capa bien gruesa de crema para evitar una dermatitis del pañal. Es conveniente usar cremas con óxido de zinc porque forman una barrera contra la humedad. Si usa pañales de tela, lávelos con detergente sin fragancia y sin pigmentos.

Vacunas

12

Las vacunas ayudan a proteger a su bebé y a otros contra enfermedades perjudiciales. Es importante seguir un calendario de vacunación lo cual puede ser a nivel privado con tu pediatra o en los Centros de Salud. En el recién nacido deben aplicarse la vacuna de Hepatitis B y la BCG (Vacuna antituberculosa). No olvides consultar a su pediatra y completar el esquema de vacunación de tu bebé.

Con el tiempo irás conociendo a tu bebé y al sólo mirarlo sabrás qué hacer. Por lo pronto recuerda que siempre que tengas dudas, debes consultar a su pediatra.

Con frecuencia, los parientes y amigos también quieren ayudar. Aun cuando no esté de acuerdo en algunas cosas, no desprecie su experiencia. Pero si no tiene ganas de recibir visitas o tiene otras preocupaciones, no se sienta culpable de restringir las visitas.

Secreciones

13

Generalmente los recién nacidos presentan muchas secreciones en la nariz y la boca, pregunta a tu pediatra cual es la mejor opción para lubricar las fosas nasales y evitar la congestión.

Genitales

14

Los padres y los pediatras deben revisar los genitales del bebé. En caso de que se trate de un niño, pregunta a tu pediatra de los pros y contras de la circuncisión para tu bebé. Se debe revisar que tenga los dos testículos en el escroto. En caso de que se trate de niña, hay que revisar si sus labios están separados, pues en ocasiones nacen con los labios mayores unidos, si tienes dudas consulta a tu pediatra.

Sueño

15

Los recién nacidos suelen dormir por períodos de 2 a 4 horas. No espere que el suyo duerma durante toda la noche. El sistema digestivo de los bebés es tan pequeño que necesitan que los alimenten cada unas pocas horas y es necesario despertarlos si no han recibido alimento durante 4 horas. ¿Cuándo puede esperar que el bebé duerma toda la noche? Muchos bebés duermen toda la noche (entre 6 y 8 horas) entre el tercero y cuarto mes de edad.